Gastronomía de Castilleja del Campo

Castilleja del Campo es pionera en la elaboración del queso fresco de cabra. La única fábrica de queso que existe en el municipio “Quesos Los Vázquez”, además de la elaboración de quesos frescos, también se dedica a la elaboración del queso curado. Ambos se realizan con leche de cabra.

 

Además, desde hace unos años, también elaboran postres caseros, que se realizan según recetas tradicionales, como natillas, flanes, tocino de cielo, arroz con leche, cuajadas, mousse de chocolate y crema catalana.

 

Por sus tradicionales dulces caseros este pueblo es conocido en la comarca. Elaborados durante años, con el cuidado y los detalles que sólo saben imprimirlos sabias manos artesanas, los llamados “roscos de petacas” (quizás el más famoso de todos ellos), los “piñonates”, así como las “ rosas” y “pestiños” son característicos de esta localidad aljarafeña.

 

Los roscos son conocidos popularmente como de “petacas” porque se hacen con una forma similar a la de los estuches de cueros o metal, que los mayores solían utilizar para guardar el tabaco picado. Estos peculiares roscos se elaboran con huevos, aceite de oliva y vinagre. Como ingrediente básico, llevan harina de tarancón, que proporciona a la masa una fuerza especial.

 

El secreto está en extender la masa en finas láminas con una caña, una vez finitas, se le imprime dulce sello de almíbar, de azúcar y de canela.

 

El “ piñonate” lleva prácticamente los mismos ingredientes, aunque hay que echarle un poco de agua y bicarbonato a la masa. Con ella se va haciendo tiritas que se fríen y se parten a trocitos. Después se mezclan miel, azúcar, harina, canela y ajonjolí tostado y machacado.

 

Tras darle a esta mezcla el punto de hervor, se vierte sobre los trocitos y se le echa aguardiente. Finalmente se corta en cuadraditos que se envuelven en papel de celofán.

Tanto el “rosco de petaca” como el “piñonate”, son de elaboración exclusivamente casera, es decir, no se elaboran de forma industrial. Dedicándose algunas vecinas del municipio a elaborarlos de forma artesanal en sus casas . La época para tomarlos es Navidad y Semana Santa.

 

En cambio sí se elaboran “rosas” y “pestiños” de forma industrial, sin perder el carácter artesanal. La empresa “Confitería San Miguel” se dedica exclusivamente a la elaboración industrial de estos productos.

 

Estos dulces de antaño tienen especial éxito en Navidades y Semana Santa, aunque el resto del año se haga también su venta en Sevilla y provincia y sobre todo, en Extremadura.

 

Otro plato típico son las migas con sardinas, la caldereta de cordero (que se ofrece como plato típico en la celebración de comuniones, bautizos y otras fiestas del pueblo).

El tostón con sardinas asadas. Es un plato que se elabora durante la época del frío (estaciones de otoño e invierno). Se compone de un pan “vaso” (pan con forma redonda y grande) donde una vez tostado en el fuego de una chimenea, se rocía por encima con aceite de oliva, acompañándose de sardinas asadas y un vaso de vino blanco de la comarca. Comida muy típica que se realiza en el campo.

 

+info: castillejadelcampo@gmail.com